Lombillo #904 / Panorama y Bellavista. Nuevo Vedado. Plaza de la Revolución
(53) 78836466 webcedel@cedel.cu

Cuba: ¿Y si las empresas demandan a la ciencia más innovación?

Cuba: ¿Y si las empresas demandan a la ciencia más innovación?

Por: René Tamayo
Publicado en: Actualización del modelo socialista cubano
En este artículo: Academia de Ciencias de Cuba, Ciencia, Cuba, Miiguel Díaz-Canel Bermúdez, Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (CITMA)

16 febrero 2020

La cultura también da más PIB

Las empresas y entidades deben participar como demandantes de innovación y ser parte de su aseguramiento, señaló el Presidente de la República en el más reciente chequeo del Programa de Ciencia. Foto: Estudios Revolución.

La propuesta de programas nacionales de ciencia, tecnología e innovación para el período 2021-2025 fue presentada al compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez por las autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medioambiente (Citma), en el contexto de los sistemáticos chequeos sobre el Programa de la Ciencia que realiza el Presidente de la República.

El nuevo enfoque integrador permitirá una gestión más eficiente y articulada de los financiamientos dispuestos para estas actividades, tanto por el Presupuesto del Estado como por las empresas y otros contribuyentes.

La iniciativa, cuya presentación fue liderada por la titular del Citma, Doctora Elba Rosa Pérez Montoya, forma parte de la implantación de las políticas de ciencia, tecnología e innovación (CTI) establecidas por los documentos rectores emanados de los congresos del Partido.

A la presentación asistió la miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Olga Lidia Tapia Iglesias y directivos y miembros de la comunidad científica nacional.

El viceministro del Citma Doctor Armando Rodríguez Batista explicó que el nuevo sistema de programas y proyectos de CTI tiene como objetivos: «la obtención de nuevos conocimientos; el desarrollo y asimilación de nuevos materiales y tecnologías; y el desarrollo de nuevos y mejorados productos y servicios con alto valor agregado.

Persigue además «elevar la eficiencia, la eficacia, la productividad y la calidad en la obtención de productos y la prestación de los servicios; incrementar el nivel de preparación de los recursos humanos; y evaluar los aspectos socioeconómicos y ambientales» proponiendo acciones al respecto.

Son once los programas nacionales de CTI para el período 2021-2025. Se construyeron también sobre las experiencias de funcionamiento de los actuales, que hoy son más de 30; y se elaboraron en consulta con la Academia de Ciencias de Cuba, los Organismos de la Administración Central del Estado (OACE), las OSDEs, las entidades nacionales y los territorios.

Conducirán a la par, a la conformación de programas sectoriales y territoriales a partir de objetivos, principios e indicadores, e incluyen un cronograma de implementación que garantice su inclusión en el Plan de la Economía.

Entre los requisitos que se les exige a estos programas está la disposición de financiamientos mixtos (Presupuesto del Estado, empresarial, créditos, fondos, contribución especial territorial, proyectos internacionales, y otros); la integración de varias entidades en la obtención del resultado (universidades, entidades de CTI y otras); y la participación de empresas que generen encadenamientos productivos. Deben tener además una dimensión social, lo que supone la inclusión de las ciencias sociales y humanísticas.
A debate

Las empresas y entidades deben participar como demandantes de innovación y ser parte de su aseguramiento, señaló el Presidente de la República en el más reciente chequeo del Programa de Ciencia.

Tras la presentación de los directivos del Citma, Díaz-Canel indagó sobre los criterios de la comunidad científica nacional sobre la propuesta. El Doctor Luis Velázquez Pérez, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, señaló que se está ante programas muy concretos que tendrán un impacto medible, son iniciativas integradoras, y permitirán que la ciencia esté conectada a la economía de forma más concreta y también general.

El Doctor Rolando Pérez Rodríguez, director de Ciencia e Innovación de Biocubafarma, subrayó por su parte que la nueva estructura promueve una integración sectorial muy fuerte, lo cual debe permitir pasar de la tradicional «oferta de conocimientos» a la «demanda de conocimientos»; o sea, «que la ciencia y la tecnología se conviertan en incremento del Producto Interno Bruto (PIB)»; «que más allá de los indicadores clásicos; vayamos a indicadores de cómo estamos impactando en la economía».

La Ministra del Citma expresó al respecto que la «demanda» de ciencia, de conocimiento, tiene que ser sentida por las entidades, pero no siempre ocurre así. Díaz-Canel indicó discutir la nueva propuesta de programas de CTI con todas las entidades, incluyendo a las Juntas de Gobierno de las OSDE, según propuso el viceministro del Citma Armando Rodríguez Batista.

Es muy importante —añadió el Presidente de la República— que los organismos tengan una visión sobre ellos, participen como demandantes de innovación y sean parte de su aseguramiento.

La reunión se celebró el pasado miércoles, cuando Díaz-Canel chequeo, además de otras políticas públicas, la implementación del Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático en el Ministerio de Comunicaciones (Mincom) y en la provincia de Cienfuegos.
En tierra de ciencia

— El Sistema de Ciencia, tecnología e innovación (CTI) es «el conjunto de actores sociales que operan dentro del ámbito nacional, y la articulación dinámica de sus competencias».

—La infraestructura cubana de ciencia, tecnología e innovación incluye 222 entidades de CTI (entre ellas 136 centros de investigación), y 52 universidades, a las cuales están adscriptas 30 entidades de CTI y 94 sedes municipales.

— En el país hay 89 214 personas dedicadas a actividades de CTI, el 53 por ciento son mujeres. El personal dedicado a investigación más desarrollo en las entidades de CTI suman 57 198 trabajadores; el 54 por ciento son mujeres. El 77 por ciento del personal tiene títulos superiores o técnicos; 6 954 investigadores están categorizados, el 47 por ciento, mujeres.

— Los programas de CTI constituyen un conjunto integrado de actividades diversas organizadas fundamentalmente en proyectos (que son su célula básica), y cuyo objetivo es resolver los problemas identificados como prioridades. Están dirigidos a lograr resultados e impactos específicos en un período determinado. Los Programas nacionales conducen a la par a programas sectoriales y territoriales.

— Los Programas Nacionales se centrarán en las investigaciones fundamentales que contribuyan al avance de la ciencia, la tecnología y la innovación, a las investigaciones orientadas a dar respuesta a metas de la proyección estratégica del país —innovación— y a las propuestas para la toma de decisiones. Los once programas nacionales ahora propuestos son:

Producción de alimentos y su agroindustria.
Agroindustria de la caña de azúcar.
Envejecimiento, longevidad y salud.
Automática, robótica e inteligencia artificial.
Desarrollo energético integral y sostenible.
Telecomunicaciones e informatización de la sociedad.
Biotecnológico y farmacéutico.
Nanociencia y nanotecnologías.
Adaptación y mitigación del cambio climático.
Ciencias básicas y naturales.
Ciencias sociales y humanísticas.— Los Programas Sectoriales se centrarán en la investigación aplicada, el desarrollo y en particular en la innovación, orientada al cumplimiento del encargo estatal de los organismos y entidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *